25 de febrero de 2018

La isla de Macri | Vía de Escape


You tube

Navarro en you tube en directo


Un video con testimonios de docentes, alumnos y familiares
Las historias de las escuelas del Delta que cerró Vidal
Días antes de la fecha en la que deberían iniciarse las clases, la gobernación de la provincia de Buenos Aires anunció el cierre de 49 escuelas rurales, diez de ellas en el Delta. Un video realizado hace meses, muestra el rol clave de esos establecimientos educativos en la vida cotidiana de la comunidad del Delta de San Fernando.
Tras el cierre intempestivo de 39 escuelas rurales y otras 10 en el Delta (cuatro jardines y seis primarias), Suteba recuperó las historias de algunas de las instituciones del Delta de San Fernando que fueron alcanzadas por la medida de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. A través de una serie de videos, que habían sido producidos hace unos meses, el sindicato docente dio cuenta de la importancia que tienen estos espacios educativos para la comunidad de San Fernando.
A través de testimonios de directoras, maestras y alumnos, se cuenta cómo es el día a día de las escuelas que Vidal cerró, a diez días de la fecha que deberían comenzar las clases. El viaje en lancha, que oficia de micro escolar, el trabajo de los docentes y los mensajes de agradecimiento de los chicos hacia sus maestros son algunos de los relatos que se presentan en el video. Las complicaciones por la subida del río y los problemas edilicios que afrontan las escuelas, completan las historias.
“Hasta las abuelas (de los alumnos) me preguntaban qué cambió para que decidan cerrar la escuela”, contó a Página/12 Silvia Almazán, secretaria de Cultura y Educación de Suteba.
Ante el cambio drástico que supuso la decisión de la gobernadora Vidal, el gremio planea realizar otro proyecto audiovisual “para sistematizar lo que se estuvo haciendo desde que se comunicaron los cierres”, sobre todo, las campañas de docentes y familiares que alertaron sobre su situación.
“Lo vamos a hacer con los distintos niveles y modalidades, para hacer visible el trabajo de la escuela pública, en medio de la campaña de descalificación sobre la escuela y desvalorización del trabajo docente”, manifestó Almazán.
Pagina 12

Un solo niño vale más que cualquier “mercado”

En Cuba: 201 escuelas con un solo niño.   
En los territorios más apartados de la geografía cubana existen 201 escuelas rurales con una matrícula de un solo niño que, además de tener un maestro para ese alumno o alumna, se cuenta también con iguales recursos que el resto de las instituciones docentes del país.
María Elena Sinclair, metodóloga nacional de la enseñanza primaria en el Ministerio de Educación  de Cuba, señaló que esas escuelas cuentan con una computadora, un video y un televisor, así como los software educativos propios de la enseñanza; el alumno estudia con iguales programas que el resto de las escuelas.
Hasta el más apartado lugar de las montañas llegaron las celdas fotovoltaicas que permitieron electrificar todas las escuelas primarias de la isla y con ello se pudieron utilizar los medios audiovisuales que logran la maravilla de elevar el aprendizaje y la retención de los conocimientos
Argentina 2018: María Eugenia Vidal anunció el cierre de 39 escuelas rurales por “baja matrícula”
Pagina 12
INFORME ESPECIAL: Balance 2015-2017 de la gestión Aranguren
Crisis energética
En lo que va del gobierno de Macri hubo un muy fuerte aumento de los precios del gas en boca de pozo, de las tarifas y de la rentabilidad de grupos concentrados. Disminuyó la producción de petróleo y gas, aumentaron las importaciones de combustibles y también el déficit comercial del sector. La demanda de electricidad retrocedió y la de gas natural por redes se estancó en 2017 respecto de 2015. El extraordinario tarifazo provocó una drástica reducción de hábitos de consumo energético. El saldo de este panorama es lo que se conoce como crisis.
El ministro de Energía, Juan José Aranguren.
El ministro Juan José Aranguren se presentó por primera vez en público el 15 de diciembre de 2015. Allí anunció que, en los próximos días, su cartera habría de declarar la Emergencia Energética Nacional. De no tomar urgentes “medidas correctivas”, explicó el aún accionista del Grupo Shell (no alcanza con haber vendido las acciones sino comprometerse formal y oficialmente a no recomprarlas una vez concluido su mandato), el colapso energético y eléctrico serían catastróficos. Y esto, supuestamente, porque los gobiernos anteriores habían dejado al país sin gas, petróleo, combustibles, capacidad de generación, inversiones y nueva infraestructura capaces de abastecer tanto la nueva demanda como la insatisfecha. Igual para la dependencia energética y el déficit comercial del sector, que aparentemente rayaban lo incompatible con la seguridad económica nacional. Se trataba, lógicamente, de las tradicionales excusas para justificar el  tradicional ajuste neoliberal, en este caso aplicado a la energía. El siguiente es el balance del sector para los dos primeros años de gestión de Mauricio Macri.
  • Petróleo. Cerró en 2017 cayendo un 6,3 por ciento, el peor retroceso desde 1999 y los niveles más bajos de producción desde 1992. Respecto de 2015, una retracción acumulada del 10 por ciento. Todas las provincias productoras extrajeron en 2017 menos petróleo que en 2015. En la más importante, Chubut, se desplomó un 12 por ciento. La magnitud de la caída es tal que los niveles chubutenses son los más bajos desde 2003. Por su parte, las importaciones de petróleo de 2016 y 2017 (sumadas) son un 44 por ciento superiores a las de 2008 y 2015, y equivalen a un 78 por ciento de todo el petróleo importado durante los tres gobiernos precedentes, esto es, entre 2003 y 2015. De las cuencas Neuquina y del Golfo San Jorge se extrajo en 2017 el 89 por ciento del crudo producido en el país. La producción de la primera cayó 4,2 por ciento en 2017 (6,4 por ciento menos desde 2015) y la de la segunda un 7,5 por ciento (12 por ciento menos desde 2015). 
  • Gas. La producción en 2017 disminuyó 1 por ciento, la primera caída desde 2014. Si bien en 2016 había crecido un 4,9 por ciento, vale mencionar que el 91 por ciento de ese crecimiento obedeció a un único yacimiento, puesto en marcha en 2013 pero que recién comenzó a producir en febrero de 2016. En otras palabras, del 4,9 por ciento de expansión, 4,4 puntos porcentuales obedecen al aporte de un mega-yacimiento gasífero proveniente de la “pesada herencia” (Vega Pléyade, Tierra del Fuego). 
  • Al analizar la producción por provincia, se advierte que, a excepción de Neuquén, Tierra del Fuego y Río Negro, las restantes extrajeron menos cantidades en 2017 que en 2015. No obstante, las tres que crecieron lo hicieron desacelerando fuertemente su producción respecto de 2016 y, en algunos casos, de 2015. Neuquén, que explica la mitad del gas extraído, redujo su tasa del 7,5 por ciento en 2015 a un 2,0 por ciento en 2017.
  • En cuanto a las importaciones de gas, las de 2017 ya superaron las de 2015 en un 4 por ciento, año duramente criticado en materia energética por quienes hoy administran el país. Lo acontecido específicamente con el gas no puede divorciarse de las adecuaciones tarifarias y del precio del gas en boca de pozo tomadas desde 2016, adecuaciones que, según explicó el ministerio de Energía en infinidad de resoluciones y documentos, supuestamente ofrecía una “solución integrada y previsible al suministro de gas… que ayuda a recuperar la producción y reducir las importaciones”. 
    A dos años de tarifazo, la producción cayó y las importaciones aumentaron. Al frente de estas últimas, directa e indirectamente está Shell, vía compras a Chile como de GNL, variante en la que la firma angloholandesa cuadruplicó su participación entre 2016 y 2017. Es importante agregar que, de haberse cuidado la producción de Neuquén, no hubiese sido necesario importar gas desde Chile ni su equivalente en GNL.
    • Combustibles. Entre 2016 y 2017, YPF, Shell, Axion y Trafigura mejoraron sus ventas de combustibles al público (en volumen). Pero las nuevas ventas se repartieron en forma muy desigual, distinción clave: YPF 9 por ciento, Shell 58 por ciento, Axion 3 por ciento y Trafigura 26 por ciento. Esta última, cabe recordar, empresa holandesa, acaba de adquirir la refinería de Pampa Energía y su cadena de estaciones de servicio (Petrobras). Shell y Trafigura absorbieron un 84 por ciento de las ventas incrementales de combustibles entre el primer y segundo año de mandato de Macri. 
    A nivel del mercado interno, la demanda de naftas y gasoil creció 3,4 por ciento entre 2017 y 2015. Si se cruza esa expansión con la obtención de estos productos por parte del parque de refinación local que apenas aumentó un 0,6 por ciento, vemos pues que la mayor demanda se está compensando con un aumento de las importaciones. ¿Cuánto crecieron?: un 31 por ciento desde 2015. En este sentido, comparando al bienio 2016/17 vs. 2014/15, las compras externas de naftas y gasoil de todas las empresas registraron aumentos, a excepción de YPF. La primera fue Shell, con un 138 por ciento. La diferencia respecto al resto es notable, sobre todo con la estatal que se contrajo un 44 por ciento. 
    • Demanda de electricidad y gas natural por redes. En 2017, la primera retrocedió 0,5 por ciento, la única caída que se registra desde 2013. En relación a la segunda, creció un insignificante 0,02 por ciento respecto de 2016, es decir, quedó estancada. Cuando se comparan estos comportamientos con las tasas de crecimiento interanuales de 2015/14, se observa una fortísima caída en la primera, ya que pasó de 4,5 a -0,5 por ciento; y una fortísima desaceleración en la segunda, al pasar de 1,9 a 0,02 por ciento. 
    De las 22 provincias interconectadas al SADI (Sistema Argentino de Interconexión), 13 cerraron 2017 con caídas en sus respectivos niveles de demanda residencial de electricidad. En gas por redes, en el acumulado a octubre de 2017 la demanda residencial disminuyó un 13 por ciento interanual, la caída más profunda de los últimos 24 años (desde 1993). Entre las diez más castigadas figuran jurisdicciones de todas las regiones del país. 
    • Dependencia energética y balanza comercial. La dependencia petrolera aumentó a su nivel más alto desde 2011, casi cuadruplicando la de 2015. Igual derrotero siguieron la dependencia gasífera y la de combustibles: en 2017 por arriba de 2015. En relación a la balanza comercial energética, entre 2016 y 2017 empeoró un 25 por ciento, al saltar de 2561 a 3207 millones de dólares. 
    • Proyección 2018/19. El Decreto 962 liberó las importaciones de petróleo y combustibles, mientras que habilitó exportaciones de gas natural sin compromiso de reimportaciones –como estaba estipulado en el decreto 893 de julio de 2016–. El panorama descripto hasta aquí empeorará al ritmo de una mayor desregulación, extranjerización y concentración del sector. La demanda de servicios públicos energéticos y en combustibles se mantendrá estancada o a la baja, pudiendo la administración Macri abastecer la demanda sin necesidad de aumentar la producción de gas y de petróleo, así como la refinación de crudo. 

    Tarifazos

    La involución energética de la gestión Macri se dio no sólo en simultáneo al dramático aumento de los precios del gas en boca de pozo, de las tarifas y de la rentabilidad de un grupo concentrado de actores privados (muchos de ellos socios y/o parte del Poder Ejecutivo), sino por sobre todas las cosas dilapidando cuatro años de recuperación heredada. 
    Es oportuno recurrir entonces a la siguiente frase de Aranguren pronunciada el 15 de diciembre de 2016, al inaugurar la Primera Jornada Nacional de Eficiencia Energética: “La gente acepta el cambio cuando reconoce una necesidad. Y esa necesidad la puede reconocer en medio de una crisis. Y para nosotros crisis, necesidad y cambio son procesos irreversibles…”. 
    La política energética de Shell al frente del ministerio, avalada por Macri, tuvo un único y definido objetivo: provocar una crisis (donde no la había) de tal forma de generar en la población la necesidad de aceptar un cambio. Por “cambio”, se entiende un extraordinario tarifazo (encarecimiento de la energía), drástica reducción de hábitos de consumo energético que nos acercaban a países del Primer Mundo, desregulación masiva, retorno a las privatizaciones, liberalización de importaciones, reapertura exportadora, concentración y ganancias abusivas de empresas del sector
    * Director general del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (Oetec).
  • Pagina 12

Así dio la primera encuesta sobre la reelección de Macri en 2019

Se evaluó al Presidente sobre sus aspiraciones para el año que viene. El líder del PRO ya dijo que quiere ir por un segundo mandato.
Una encuesta negativa que preocupa al Gobierno se dio a conocer sobre las aspiraciones de reelección de Mauricio Macri.
Es la primera encuesta que mide al Presidente tras expresar su deseo de un segundo mandato para dirigir al país.
Es de Ricardo Rouvier & Asociados. Allí se llegó a la siguiente conclusión, a dos años del final del primer mandato de Macri. "Una mayoría se inclina por un candidato opositor en general (sin saber aún quienes serán), es decir que una mayoría no vota hoy por el oficialismo".
El estudio estuvo hecho en base a 1200 casos sobre una muestra representativa de la población, tomando en cuenta la distribución de los habitantes y la estructura social del área, considerando además las cuotas de edad y sexo del universo poblacional y la sección electoral a la que pertenecen. Las entrevistas se realizan en forma telefónica y los datos del mes de febrero aquí expuestos se tomaron entre el 1 y el 22 de dicho mes.
Además, el estudio asegura que "el Presidente Macri obtiene hoy un apoyo de casi el 30%, ante la posibilidad de reelección. El 40% afirma que votaría por un candidato opositor".
Y también evalúa a Cristina: subió su imagen positiva y bajó la negativa: "En esta oportunidad incluimos en el informe la imagen de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya que reafirma una tendencia que observamos en enero y que tiene que ver con el decrecimiento leve en su imagen negativa y una mejora pequeña mejora en su calificación positiva".
EL ESTUDIO
El destape

Escándalo en Pilar: Golpean a una legisladora y no dejan pasar a vecinos a plena sesión del Concejo

El oficialismo aprobó sin aviso previo un código de rezonificación. Opositores denuncian que es para beneficiar a las grandes inmobiliarias y perjudicar a los barrios pobres. Los videos con los golpes.
Una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante de Pilar terminó con una diputada provincial golpeada, una vecina en la comisaría con cortes en su cuerpo y un escándalo político por el Código de Planeamiento Urbano que fue aprobado sin el apoyo de parte de la oposición. Los ambientalistas denunciaron a El Destape que la iniciativa favorece a las inmobiliarias y reduce la calidad de vida de los vecinos. Los Concejales que votaron en contra señalaron a este medio que el cambio impide el desarrollo de los barrios más pobres de la localidad.
Todo comenzó el jueves por la mañana cuando se votó en el Concejo Deliberante el código. “Nosotros nos enteramos por los medios de la sesión, cuando el intendente Ducoté había dicho que sería tratado después de abril”, contó a El Destape, el concejal del Frente Pilarense, Santiago Laurent. Fuera del recinto había vecinos que intentaban ingresar al Concejo para manifestar su desaprobación del proyecto y para pedir que se hagan modificaciones.
“Tengo 62 años, soy jubilada y viuda. Yo le quiero dejar a mis nietos un mundo mejor y por eso fui al Concejo Deliberante para luchar y pedir que nos escuchen. En ese momento, un hombre pelado me tomó del cuello y me levantó en el aire”, afirmó a El Destape Azucena Cuevas, quien ayuda en el merendero San Cayetano de Pilar. La mujer no sólo se quedó en la acusación mediática, también hizo la denuncia ante la Comisaría Primera de Pilar, donde además contó que casi se desmaya por el dolor y señaló como responsable de su golpiza a Miguel Zakhen, secretario administrativo del Concejo Deliberante y padre de la Concejal de Cambiemos Claudia Zakhem.
“Cuando presionan para entrar se hace un cuello de botella. Yo quedé atrapada con vecinas en el apretujo y me lastimaron. Tenía puesta una cartera que quedó enganchada y me tiraron desde ahí. Tengo una marca en el cuello. Había una patota para custodiar la sesión”, denunció a El Destape la diputada provincial Lucía Portos, quien además acusó a Miguel Zakhem de ser el responsable de impedir el ingreso al recinto.
Los opositores a la rezonificación se quejan por varios motivos. El primero es el beneficio para las inmobiliarias y las empresas trasnacionales. “Hay compañías que compraron tierras a bajo costo para especular y con el cambio en la zonificación esas propiedades multiplicaron su valor de forma monumental”, explicó Laurent. El segundo es el cambio en la estructura arquitectónica de la ciudad. “La construcción en altura perjudicará aún más el sistema de servicios de la capital”, denunció a El DestapeErica Hahn, Organización de Ambientalistas auto convocados. El tercero es que no tiene en cuenta los pedidos de los vecinos de extender la red de agua potable y cloacas.
"Primero presentaron un proyecto que tenía en cuenta el desarrollo de Pilar en cuanto al despliegue de servicios, pero el código aprobado fue otro. No tuvo en cuenta los pedidos de los vecinos y se abocó unicamente al cambio de zonificación para permitir la construcción en altura de hasta 16 pisos", explicó a El Destape el concejal Juan Pablo Peralta, quien además mencionó que los planos no tienen la firma de ningún profesional.
Hahn explicó que no se quedarán de brazos cruzados y denunciarán la aprobación de la rezonificación debido a que consideran que es ilegal, porque no se hicieron estudios de impacto ambiental, ni consultas a los vecinos.
“El cambio del código amplía los metros de construcción en superficie y altura, en las zonas más rentables para los grupos privados, principalmente sobre el corrector Panamericana, lo que implica más postergación para la actividad económica de los centros urbanos de las tradicionales localidades de Pilar”, explicó Laurent.
Tras su aprobación, la codificación pasará a manos del gobierno de la provincia de Buenos Aires. La oposición espera que sea rechazado debido a que no tiene informes de impacto ambiental y los planos fueron diseñados sin el consenso de los vecinos.
El Destape
-------------------------------------------------------------------------------------------------------

EXCLUSIVO | El plan del Gobierno para destruir a las pymes y beneficiar a los bancos

Por Jonathan Heguier. A través de una serie de decisiones desde el Ministerio de Producción, el macrismo pone en marcha medidas para que gane el mercado financiero. El final de la industria nacional.
El Gobierno dio de baja todos los planes de financiamiento a las pymes para beneficiar a los bancos.
¿Cómo funciona el plan del macrismo? Las ayudas que daba el Ministerio de Producción a las pequeñas y medianas empresas fueron eliminadas y manda a esa industria a buscar créditos con tasas desorbitantes al mercado financiero, segçun revelaron a El Destape fuentes de adentro del organismo y titulares de las cámaras empresarias. Ya hasta el propio call center del organismo lo comunica en su línea 0800.
El último plan que quedaba en pie para las pymes era el PACC (Programa de Acceso al Crédito y Competitividad), que daba subsidios a través del Aporte No Reembolsable. El Gobierno lo cerró a fin de 2017 y se acabó la ayuda a las pymes dentro de la cartera que conduce Francisco Cabrera.
EL CALL CENTER
Voceros oficiales no respondieron a las consultas de El Destape sobre el tema. Sin embargo, el Ministerio de Producción ya lo hace público a través de su línea telefónica gratuita donde brinda información. "Todos los programas de financiamiento están suspendidos. El ministerio los cerró", dice una voz del otro lado del teléfono.
La orden es mandar directo a los dueños de las pymes a pedir ayuda a los bancos. La primera recomendación de Producción es recurrir al Banco BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior), una entidad chilena cuyo presidente es Bernardo Matte, cercano a la centroderecha de ese país y que apoya al presidente electo Sebastián Piñera.
El Destape

ARA San Juan: Lanzan una colecta para contratar una empresa privada

"Estamos recaudando fondos para contratar buques con tecnología de punta", explicaron los familiares de los tripulantes. La semana pasada se suspendió licitación para la búsqueda privada del submarino, del que nada se sabe desde el pasado 15 de noviembre.

Luego de que se suspendiera la semana pasada la licitación para la búsqueda privada del submarino ARA San Juan, del que nada se sabe desde el pasado 15 de noviembre, los familiares de los 44 tripulantes lanzaron una colecta para contratar buques y continuar con la búsqueda de la nave que desapareció hace más de tres meses en el Atlántico.
La colecta fue lanzada a través de las redes sociales por los propios familiares de los submarinistas, quienes permanecen en la Base Naval de Mar del Plata.

"Buscamos la verdad y vos podes acompañarnos. Estamos recaudando fondos para contratar buques con tecnología de punta", explicaron en el afiche que se viralizó por las redes y en el que colocaron los números de una cuenta del banco de la Provincia de Buenos Aires para recibir depósitos.

Según publicó Clarín, el tío del submarinista Celso Vallejos, Claudio Sandoval, contó que "la idea se venía hablando entre los familiares y cuando el Gobierno anunció la recompensa y frenó el llamado a una licitación para que empresas extranjeras vinieran a buscarlos, se le dio curso".

Cabe recordar que la licitación para la búsqueda privada del submarino "ARA San Juan" fue suspendida para priorizar la entrega de una recompensa. Si bien la apertura oficial de la licitación no se concretó, el Ministerio de Defensa había empezado a recibir propuestas de empresas privadas para continuar con la búsqueda del submarino.

En tanto, según dijo unos de los familiares de los tripulantes del submarino desparecido, el objetivo es contratar a una empresa estadounidense para que continúe con la búsqueda. Para eso, deben reunir al menos 250 mil dólares. Aunque la recaudación de fondos no concluiría allí; ya que luego se deberán pagar los costos operativos una vez que se inicie la búsqueda.

Además, detalló que ya se recibieron algunos depósitos en las cuentas y anunció que, para incentivar la ayuda, los familiares realizarán eventos y reuniones. "Porque queremos seguir buscando, porque no vamos a parar, con un pequeño donativo damos un paso enorme", destacaron los familiares en un texto.
Pagina 12

Los insultos para Macri también aparecieron en la cancha de Lanús

Tal como ocurrió en otros partidos, y también en varios recitales, la hinchada del ''Granate''expresó su malestar con Macri durante el partido ante Central.

En el final del primer tiempo contra Rosario Central, los hinchas de Lanús cantaron contra Mauricio Macri
Diario Registrado
Adiós al cheque en blanco
Ninguneos del Gobierno, antes y después del acto. La personalización para negar la masividad. Las voces de la calle, motivos. Traspiés de Dujovne, malas nuevas económicas, desaires de los jueces. La causalidad de la bronca y el activismo popular. La nueva moda de los insultos: algo más que puro fútbol.
Por Mario Wainfeld
El Gobierno hizo todo que estaba a su alcance para limitar la cantidad de dirigentes sindicales que adhirieron al acto del miércoles 21. Festejó cada ausencia como un gol de media cancha, las preanunció con fruición, insinuó que los oradores hablarían ante un páramo. También prodigó presiones o favores para inducir el ausentismo, tan detestado en otras facetas de la realidad.
Más tarde, minimizó el número de participantes. En el primer intento se le fue la mano porque las imágenes de los drones tornaban ridículas sus estimaciones, la aumentó en cuestión de horas.
En todo momento, identificó al acto con sus convocantes. Las fotos del palco “punteando” a los dirigentes son válidas e ilustrativas, pero es falaz deducir que más de doscientas mil, tal vez un cuarto de millón de personas, sean clones o títeres de Hugo Moyano, de Cristina Fernández de Kirchner o de cualquier protagonista. No participó una masa informe ni un conjunto de Wallys o zombis sin personalidad, motivaciones, valores e intereses. 
Eran trabajadores, formales o no, con o sin empleo. Provenían de todo el país, con la lógica preeminencia del área metropolitana. No cualquier persona puede costearse un viaje de larga distancia… para muchos hasta los vuelos lowcost de Flybondi son prohibitivos, sin contar que no suelen llegar a destino. 
Una representación viva de la clase trabajadora se dio cita para cuestionar al Gobierno en general y practicar la nueva costumbre de insultar a Mauricio Macri, con todas las letras. 
El macrismo echó mano al rebusque clásico de todos los gobiernos: comparar a los que ponen el cuerpo, se movilizan, caminan, se cansan y ejercen la acción colectiva versus los que “se quedaron en sus casas”. Se da por hecho que todos y todas objetan la movida. Se sobreinterpreta que la mayoría silenciosa” obra con unanimidad, una falacia.
El 25 de mayo de 1810, caramba, un escueto puñado de porteños soportó la lluvia y reclamó saber de qué se trataba. Las multitudes del 17 de octubre o las de los dos actos de cierre de la campaña presidencial de 1983 constituían un porcentaje menor de la población. La Plaza de Semana Santa hizo historia, nadie piensa que su representatividad se agotaba con el último en llegar.
Gentes de a pie concurrieron “por la libre”, un montón. Columnas encuadradas pisaron el pavimento, unas cuantas llegaron en micros. Muy nutridas de los partidos de izquierda y el kirchnerismo. Las hubo imponentes de los movimientos sociales y de sindicatos de diversas ramas de actividad, estatal o privada. Flamearon, conmovedores, carteles llevados por los despedidos en meses recientes. Para una movilización son grupos pequeños: no los forman decenas de miles, sino decenas o cientos de personas laboriosas que quedaron en la calle. Integran un colectivo, se agrupan en defensa de algo común; tal su rotunda diferencia con “los que se quedaron en casa”, una sumatoria de individuos aislados. El impacto de los ajustes o los cierres de fábrica trasciende a los despedidos: se amplía a otros argentinos o a ciudades enteras.
La gente común no es la vanguardia ni se confunde con los dirigentes. No representan: son. A título de viñeta, fatigaban el pavimento un hombre y una mujer, tal vez fueran pareja, portando un cartelito que decía “ex trabajadores de YPF”. Así juntos, en la calle, eran mucho más que dos.
Sin la muchedumbre, los discursos hubieran pasado desapercibidos: el coro importa más que las voces de los solistas.
El acto encontró al Gobierno en un mal momento, que se prolonga desde hace meses. En la semana afrontó problemas y desaires:
  • Debió entregar un peón off shore, el subsecretario general de la Presidencia Valentín Díaz Gilligan. 
  • El Poder Judicial, cuya selecta mayoría funge de pilar de la Coalición Cambiemos, propinó dos reveses al equipo del presidente Mauricio Macri. El primero (dirigido frontalmente al primer mandatario) fue un comunicado hipercrítico de la Asociación de Magistrados y Funcionarios. El segundo, el desistimiento del juicio político contra el juez federal Daniel Rafecas (ver página 10).
  • Las variables económicas siguen dando fatal (ver páginas 4 y 5 de esta edición). El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, pasó las de Caín en un cónclave celebrado en Madrid. Confesó que no sabe mucho qué hacer. Les habla con el corazón… y da pena.
Usted dirá que emula a otro gran pensador occidental, Sócrates, que asumía “solo sé que no sé nada”. Hete aquí que cuando alegaba eso quería expresar su superioridad sobre los sofistas. El conocía la finitud de su conocimiento mientras los otros alardeaban, pero no se daban cuenta ni de su ignorancia. 
Dujovne, a diferencia de los sofistas, ni siquiera es hábil para macanear: trastabilló cuando se le preguntó cómo esperaba inversiones extranjeras si él tenía su fortuna fuera de la Argentina. Titubeó, se fue por las ramas: fustigó a la transparencia kirchnerista, jugó el comodín devaluado de la narrativa oficial. Una respuesta evasiva que dudosamente motive una lluvia de capitales no golondrina.
La anécdota revela otra falla creciente del Gobierno en el área que mejor maneja: la comunicación. Los traspiés se suceden, en buena medida porque es difícil transmitir “bien” malas noticias acumulativas, en parte porque el nerviosismo afecta el juego de equipo.

- - - 

Un peón no tan suelto: Díaz Gilligan (sin ir más lejos) cometió una torpeza asombrosa dentro de un elenco fogueado en el coaching  mediático. Se franqueó con un periodista del diario español El País. Sinceró las trapisondas cometidas con una cuenta off shore, colocada en Andorra .Tarde pero seguro, retado y asesorado por colegas, fue reacomodando su primera versión, pletórica de pillerías y testaferros.
El intento distractivo pesó poco frente a una cifra rotunda (1.200.000 dólares, mucho más que una propina o un vuelto) cuyo origen y funcionamiento jamás pudo explicar,
La plana mayor del Gobierno lo defendió un ratito y luego decidió entregarlo. La imagen del peón de ajedrez ascendió a trending topic. El primer problema de la comparación es que desnuda que hay alfiles, caballos o torres (usted dirá) que practican enjuagues similares. Por ahí, sacrificar el peón salve el pellejo de los ministros Luis Caputo, Jorge Triaca (hijo) y Luis Miguel Etchevehere. En tal caso, el bueno de Díaz Gilligan sería un émulo del Sargento Cabral, que se ofrenda para vencer al enemigo. Pero tal vez el subsecretario sea una ficha que comienza el efecto dominó. El tiempo lo irá develando.
De momento, las piezas importantes siguen en aprietos, incluso con conductas judicializadas. Etchevehere está más comprometido (o urgido) porque las dos causas penales que le conciernen avanzan con relativa celeridad.
Comunicadores afines a la Casa Rosada o ajenos que creen en la infalibilidad de la propaganda M explican que las maniobras con dinero off shore son difíciles de captar para el gran público. Que a “la gente” no le importan porque no entienden.
Hay una mínima parte de verdad en el argumento. Este cronista confiesa que se vería en figurillas para diferenciar cuáles son las diferencias para manejar plata negra entre distintos miniestados que funcionan como cuevas financieras VIP o en otros paraísos fiscales. Ese mundo es ancho y ajeno, hermético: ser ininteligible es uno de los atractivos del negocio.
Pero cuando un gobierno pierde su aura, las percepciones colectivas cambian de signo o lo invisible deviene patente: sectores importantes de la opinión pública, profanos en materia financiera, van internalizando que Macri está rodeado de millonarios que tienen fortunas afuera, que balbucean cuando se les piden explicaciones. En ese contexto, pierden relevancia sutilezas para iniciados: si son accionistas, apoderados, cuentacorrentistas o una extraña camada de coleccionistas que acumulan guita sin afanes materiales.“El público”, “la gente”, compara millones de dólares ajenos versus salarios menguantes o pérdida de laburo u otras penas propias… las conclusiones fluyen solas.
La Corte del Rey empieza a estar desnuda y el Gobierno padece un mal nada novedoso: insistir en la narrativa anti K tan fructífera hace un semestre o un año, menos rendidora hoy en día. Con dos años largos de gestión, los propios actos del macrismo gravitan más en el imaginario social, la coyuntura (sus desempeños) le patean en contra.

- - -

Insultos y cadenas causales: La inflación de enero y febrero fueron elevadas, la de marzo redondeará un verano aciago. Dujovne confiesa que dispone de pocas herramientas para combatirla, matizada con una voluntad de hierro. Garra a cambio de saber, poca cosa para la acción pública.
El comienzo de las clases encuentra a las provincias discutiendo sendas paritarias docentes, empantanadas en promedio. La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, reincide en culpar de las dificultades para cerrar trato a Roberto Baradel, secretario general de Suteba. Más allá del éxito que alcance ese relato ramplón, jamás podrá expandirse para achacarle al sindicalista el brutal aumento de la canasta escolar o las dificultades crecientes para inscribir a los chicos, las carencias edilicias o los potenciales cierres de escuelas.
El Gobierno puede obstinarse en creer (o proclamar) que la muchedumbre congregada el miércoles está compuesta por “militantes” sin seso o pobres irracionales que son llevados de la nariz o a cambio de unos pesos.
O atribuir la epidemia de insultos a Macri a un mero fenómeno futbolero. El relato macrista rechaza las conexiones causales.
La inflación galopa, el valor adquisitivo de sueldos y jubilaciones baja, los servicios públicos se encarecen y se corta el suministro de electricidad, los despidos cunden. La malaria se expande, la bronca ciudadana crece, se hace costumbre insultar a Macri. La concatenación es posible o hasta segura. 
Las diatribas contra Macri sintetizan un malestar extendido. Señalan un responsable genérico; si algo funciona mal, el Gobierno tendrá algo que ver. No claman contra los que “se robaron un Producto Bruto Interno” o contra otros protagonistas. El oficialismo ocupa el centro de la escena y fracciones crecientes de la sociedad civil reaccionan en consecuencia. La política tiene esas cosas: se gana, se pasa de pantalla y los problemas se multiplican.
Si el equipazo de Macri asumiera la realidad, criteriosamente advertiría la correlación entre la bronca y el agravamiento general de los indicadores sociales y laborales. Claro que no tiene ni voluntad ni garra para cambiar el programa económico, correlato de su modelo de país.
La amplia victoria en las elecciones se equiparó a un cheque en blanco.
La imagen la pifia de movida. El cheque en blanco nunca existe en democracia: es ilusorio esperar una autorización absoluta y vitalicia para girar en descubierto. El pueblo ya pagó al votar, luego espera retribuciones, respuestas, mejoras. Expectativas, que le dicen. El rechazo, el sentimiento y el activismo opositor se acentúan en la base, el palco las cataliza.
 Imposible vaticinar si la tendencia se estancará, crecerá o si entrará en el pasado. El hilo de esta columna insinúa la hipótesis del cronista, aunque como siempre, el futuro es abierto.
La CGT mide fuerzas tras el acto en la 9 de Julio
Crecen las reuniones. Gordos e independientes se juntan en la semana, igual que la Corriente Federal y los gremios de Energía.
Los triunviros de la CGT, Acuña, Daer y Schmid, enfrentados.
La mayoría de los dirigentes sindicales que no participaron de la masiva marcha del 21F escudriñaron las fotos con ojos de detectives pero no se detuvieron en la cantidad de gente. Donde posaron su vista fue en el respaldo sindical al acto organizado por Hugo Moyano con vistas al proceso de renovación de la CGT ahora que ya nadie oculta que el triunvirato sólo existe en los papeles. La escasa presencia de gremios enrolados en la CGT pero sobre todo de aquellos que forman parte del Consejo Directivo les disparó una sonrisa. Eso no significa el final de Moyano sino que la correlación de fuerzas internas no lo favorece. Esto provocó que se aceleren los contactos entre los diferentes grupos que están en la central obrera con la intención de iniciar el ciclo que desemboque en el congreso de la CGT que elegirá sus nuevas autoridades. Un proceso que debería concretarse en sesenta días pero que comienza el 7 de marzo cuando un número no determinado de dirigentes realice una cumbre sindical. 
La correlación de fuerzas en la CGT se mide, por ejemplo, con la cantidad de gremios que un sector logra aglutinar. Los memoriosos cuentan que cuando se realizó el Congreso donde surgió el triunvirato el moyanismo aportó 50 gremios, el líder de la UOM, Antonio Caló sumó casi 70 y Luis Barrionuevo casi 20. Si bien el número de respaldos es importante no se convierte en una condición excluyente porque mucho más importante es la actividad que representan esas organizaciones gremiales. Un sector puede reunir algunas decenas de sindicatos pero si entre ellos no están los que a la hora de una medida de fuerza tienen ese plus imprescindible para hacer sentir el efecto de una huelga (como los gremios del transporte público) es poco probable que genere un atractivo a la hora de competir por la secretaría general. Pero puede servir para ocupar una, dos o más poltronas en el Consejo Directivo donde un dirigente puede representar a cientos de miles de afiliados pero allí, en esa mesa, vale un voto. 
En esa búsqueda de alianzas más o menos extendidas en el tiempo se debe contar con un número significativo de congresales. Allí radica la importancia (una de tantas) de los gordos e independientes. Por caso, Armando Cavalieri de Comercio cuenta con una suma de votos que apabulla a cualquier otro sindicato pequeño por más aguerrido que sea a la hora de salir a la calle y por lo tanto tener el respaldo de este sindicalista y de otros similares se vuelve estratégico. Esto no significa que gordos e independientes estén sentados en sus oficinas de brazos cruzados a la espera de que los llamen. Lo hacen pero también usan sus celulares. 
Mucho se habla de que la “nueva CGT” debe contar con un perfil que contenga la firmeza necesaria para salir a la calle, pero también la capacidad para operar políticamente contra las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri. En rigor es la elaboración del programa que debe incluir desde proyectos de ley, presionar por políticas de Estado desde el movimiento obrero, la generación de un banco de desarrollo regional y tener un rol más activo en el Consejo del Salario donde se define el Salario Mínimo Vital y Móvil. Propuestas para un programa que no son nuevas en la historia de las últimas décadas de la CGT que en su momento se desarrollaron para contrarrestar las políticas neoliberales de los noventa. 
En ese contexto se desarrollan las conversaciones que tratan de pasar desapercibidas porque todas las siglas que integran lo que algunos llaman el “mosaico sindical” no son homogéneas como es el caso del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT) y hasta las 62 Organizaciones. Lo mismo ocurre en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). Existen diferencias internas que si bien en algunos casos no llegan al nivel de crisis pero en todas contienen miradas diferentes de cómo y con quién debe realizarse la reconstrucción. De todos estos sectores saldrán los protagonistas de la cumbre del 7M. Pero antes, durante la próxima semana, se reunirán por su lado gordos e independientes, por otro la CFT y habrá un tercer encuentro donde participarán los gremios de la Energía, donde militan Guillermo Moser (Luz y Fuerza) y el petrolero Antonio Cassia, entre otros.
Pagina 12
Dura declaración sobre el tratado UE-Mercosur
La industria de los cuatro países contra el acuerdo
Por Raúl Dellatorre
En una inusual manifestación unitaria, las centrales industriales de los cuatro países miembro del Mercosur elevaron ante las autoridades negociadoras del acuerdo con la Unión Europea, que deliberan en Asunción, una dura declaración en la que exigen “transparencia” en las negociaciones, plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente por el tratado de libre comercio “puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”, y un acuerdo equilibrado “reconociendo las diferencias en el nivel de desarrollo entre las partes”. Reclaman, además, la inclusión de una “cláusula de desarrollo industrial” y la preservación de diversos instrumentos de protección a la producción y el empleo “fundamentales para el funcionamiento actual y futuro del Mercosur”. La nómina de instrumentos que enumera el documento va, en muchos casos, abiertamente en contra de las concesiones que se habrían hecho ante las autoridades europeas para apurar un acuerdo. La reacción de las entidades industriales (por la Argentina suscribe la UIA, y por Brasil la CNI, las dos centrales que redactaron la declaración) es el resultado de “un análisis del estado actual de las negociaciones” del cual se concluyó, según detallaron fuentes confiables a PáginaI12, que la propuesta de la Unión Europea de octubre de 2017 –que el Mercosur aceptó salvo en el capítulo referido a las exportaciones de carnes al Viejo Continente– “es mucho peor a la del año 2004 que se rechazó; la actual es un certificado de defunción para muchos sectores industriales”.      
La declaración que la Unión Industrial Argentina y la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (con la firma de sus presidentes, Miguel Acevedo y Robson Braga de Andrade) compartieron con sus pares de la Unión Industrial Paraguaya y la Cámara de Industrias del Uruguay, pone el acento justamente sobre puntos en los que, se sostiene, los negociadores del Mercosur fueron cediendo en 2016 y 2017. En contraposición a lo que ya estaría acordado, las dirigencias empresarias de los cuatro países reclaman:
  • Extensión del período de desgravación de las canastas de bienes, ampliación satisfactoria de cuotas de importación por parte de la Unión Europea para bienes agroindustriales y la remoción de tarifas intracuotas para tales bienes, como parte de un “trato especial y diferenciado” a favor de la parte firmante menos desarrollada;
  • Eliminación de subsidios europeos a la producción de bienes agrícolas;
  • Aplicación de reglas y mecanismos de certificación de origen que impidan la triangulación;
  • Mantenimiento de límites al acceso al mercado de compras y contrataciones públicas como herramienta de desarrollo industrial nacional;
  • Rechazo a la extensión de las patentes y a la protección de los datos de prueba.
Además, el documento empresario hace una mención particular al requerimiento de una “cláusula de desarrollo industrial”, lo que significaría, de ser atendido el reclamo, un cambio sustancial en el encuadre del acuerdo. Dadas las asimetrías en el desarrollo de la Unión Europea y el alcanzado por los países del Mercosur, la inclusión de una cláusula de desarrollo industrial faculta a la región en desventaja (Mercosur) a proteger una nueva industria naciente u otra que acceda a un salto tecnológico importante, por ejemplo, sin estar restringida por un tratado de libre comercio que congele el desarrollo relativo de ambas partes al momento del acuerdo. 
Dicho de otro modo: el tratado Mercosur-Unión Europea, en los términos en los que negocian los actuales gobiernos (el de Cambiemos, con Horacio Reyser a la cabeza), es firmar el destino de reprimarización de la economía argentina, por caso, ya que cede todas las ventajas en el intercambio comercial a la más poderosa industria europea, a cambio de un grado mínimo de participación de los productos agroganaderos propios en el mercado europeo. La inclusión de una cláusula de desarrollo industrial supondría, al menos, no aceptar esa situación como permanente.   
El planteo de las cuatro entidades industriales del Mercosur a los negociadores regionales les exige que reconozcan, explícitamente, la asimetría del tratado y que, como consecuencia de éste, habrá grandes perdedores de este lado del Atlántico, en especial entre los sectores industriales. Así planteadas las cosas, demanda que “se establezcan plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”.
 Prácticamente desde 2016 hasta las actuales negociaciones en Asunción, la disputa entablada por los representantes del Mercosur se redujo a obtener una ampliación del cupo de exportaciones de carne a Europa, de las 70 mil toneladas ofrecidas en octubre pasado por la comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmstrom, a un escalón más alto de 99 mil toneladas. La intención de los gobiernos de Argentina y Brasil era presentar como el “gran éxito” ese resultado y a partir de ahí justificar la firma del tratado. Si no se logró fue porque la mencionada funcionaria europea no logró convencer a los gobiernos de Francia, Irlanda, Polonia, Bélgica y otros de las bondades de un tratado comercial absolutamente favorable a Europa, a cambio de una concesión poco significativa en el comercio de carnes (como se explicó en el Panorama Económico en la edición de ayer). Esos países desconocieron la propuesta que la UE presentó en octubre (70 mil toneladas) y, por supuesto, rechazan una ampliación de la cuota.
 El documento de la UIA y de sus pares de Brasil, Paraguay y Uruguay pone el punto de discusión en otro lugar, mucho más cerca de los intereses y la defensa de la producción y el empleo argentino. Por si fuera poco, cuestiona implícitamente la falta de transparencia en estas negociaciones de parte de los gobiernos de la región. Quizás el planteo llegue demasiado tarde, pero en las actuales condiciones, los gobiernos del Mercosur, en particular los de Argentina y Brasil, solamente podrían avanzar hacia la firma del tratado asumiendo que lo hacen dándole la espalda a sus respectivos sectores industriales.
Pagina 12
La historia detrás del rechazo al pedido de juicio político a Daniel Rafecas
Sorpresas te dan los jueces
Fue un fuerte tropezón para el Gobierno, que busca disciplinar al Poder Judicial. El Consejo de la Magistratura rechazó el ataque contra Rafecas con el voto unánime de los representantes de abogados y de jueces.
Por Mario Wainfeld
La Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura rechazó el pedido de juicio político contra el juez federal Daniel Rafecas. La acusación se fundaba en el criterio elegido por Rafecas para desestimar una denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman referida al Memorándum de entendimiento con Irán. 
Solo en casos muuuuy excepcionales, las divergencias de pareceres viabilizan el juicio político.
En Tribunales se cotidianamente se concretan posiciones distintas de diferentes jueces, aún de aquellos que integran un mismo Tribunal (que motivan disidencias pero no delitos).
Cuando Rafecas se defendió ante ese cuerpo, meses atrás, señalamos que, en términos futboleros, les   pegó un baile a sus fiscales (ver www.pagina12.com.ar/81698-rafecas-en-el-mundo-del-reves). Refutó cada una de sus críticas.
Lo sermonearon haberse apurado demasiado a resolver: explicó que la ley impone plazos breves y perentorios. 
Les enrostró que fiscales y camaristas coincidieron con el criterio que se tildaba de ilegal.
Con ironía, les demostró que había obrado de modo similar en denuncias promovidas contra el presidente Mauricio Macri y la diputada Elisa Carrió.
En ese momento dijimos que, aún en el capcioso sistema judicial de la etapa, parecía imposible que se condenara a uno de los contados jueces serios, dignos y versados de Comodoro Py.
Para arribar a un veredicto lógico (pero en el actual contexto siempre incierto) fueron decisivos los votos de los representantes de los jueces y los abogados en el Consejo o. Saben que perseguir por los fundamentos de los fallos equivale a una caza de brujas. Todos sus colegas y los letrados, por una vez, votaron conforme a derecho.

- - -

Rafecas ejerce su cargo desde hace 14 años, le sobran desde hace mucho condiciones para concursar y ser ascendido (no en Macrilandia, claro) pero prefirió cumplir el rol de juez de instrucción, propio de ese cargo. Los sinsabores y el largo lapso ya corrido lo indujeron a presentarse en 2017 a un concurso que se realizará este año para designar tres defensores generales ante la Corte Suprema. 
La decisión es un revés para el Gobierno que iba por la cabeza de Rafecas. Los diputados radicales Mario Negri y Ángel Rozas sostuvieron la vindicta, fieles escuderos de Cambiemos. Los boinas blancas no le perdonan a Rafecas que haya investigado con celo de pesquisa las coimas con que el gobierno de Fernando de la Rúa lubricó el apoyo de un grupo de senadores peronistas a la aciaga Ley de Reforma Laboral (alias Banelco). Los kirchneristas también lo tuvieron en jaque por haberse comprometido en la investigación del caso Circones, siendo acusado el ex presidente Amado Boudou.
El oficialismo, con todo, celebraría como premio consuelo que Rafecas ganara el concurso y dejara un juzgado federal vacante. La colonización de “la Justicia” es un objetivo innegociable del macrismo. Ese fuero, entre tantos, cada vez se parece más a un equipo de rugby del Colegio Cardenal Newman.

- - -

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) emitió un documento muy severo respecto del presidente Mauricio Macri. Una rareza porque se trata de un ente corporativo muy complaciente con el oficialismo. Ocurre que el presidente los provocó y de algún modo obligó: excedió todos los límites en su defensa de Luis Chocobar. 
El mandatario, un autodidacta en derecho, asumió la defensa pública del policía quien había matado por la espalda a Pablo Kukoc, quien huía tras haber cometido un delito. 
Un juez de menores ordenó procesar a Chocobar en primera instancia por homicidio. Macri recibió al matador en su despacho y lo definió como un héroe con la evidente intención de presionar a los jueces de segunda instancia.  
Los tres integrantes de una Sala de la Cámara del Crimen confirmaron el procesamiento, cambiando la tipificación del hecho. Pero en sustancia, concluyeron que con las pruebas obrantes (muy potentes porque existe una filmación nítida y completa) el procesamiento es justo.
Macri reincidió en sus catilinarias, tomó en solfa a los camaristas, chuceó diciendo que el ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni debió haberlos llamado para felicitarlos. Para el presidente, uno de los mejores juristas argentinos es mancha venenosa, un sospechoso de ser cómplice de delitos varios.
La “familia judicial”, como todas, tiene distintas líneas internas: los camaristas no son “amigos” ni discípulos de Zaffaroni, solo cumplieron con la ley. Las recriminaciones le cayeron muy mal. 
Tras tomarse unos días, seguramente para tramitar divergencias internas, los apoyó con todas las letras la AMFJN, que nuclea a buena parte de sus colegas (no a todos, porque no hay colegiación obligatoria).
Sus Señorías colocan sus barbas en remojo: condenar por el contenido de la sentencias abriría una Caja de Pandora cuyos demonios podrían ir por cualquiera. Sin forzar mucho la imaginación: se verían en figurillas los tres vocales de la Corte Suprema que hicieron mayoría para extender el beneficio del 2x1 a los represores, una sentencia vergonzosa y desacreditada por los tres poderes del Estado.

- - -

Un lazo visible conecta los dos hechos que comentamos. En ambos casos se reivindica el derecho de un juez a decidir con criterio propio, siempre opinable y casi siempre recurrible ante una instancia superior (apelaciones, en general). 
Si, como propugna la doctrina oficial, se criminalizara esa facultad, los jueces quedarían atados de pies y manos. La intromisión frontal del Ejecutivo en asuntos de competencias judiciales produjo un mini milagro, un arrebato de independencia, bienvenido así sea como excepción.
Quizá lo que esté pasando tenga vinculación con un fenómeno que comentamos en la nota central: el Gobierno es ahora vulnerable, se mete goles en contra, acrecienta la masa de opositores día tras día.
La mayoría de los jueces son procíclicos en materia política: su oficialismo crece o disminuye según calibren el poderío del Gobierno de turno. Las buenas razones que hemos reseñado y saludamos tal vez se mesticen con esa mala praxis, que tiene un largo recorrido.
Pagina 12
----------------------------------------------------------------------------------
Se hizo justicia, solo falta revisarla sanción económica sin ningún sentido que le fue impuesta y que no tiene asidero, los que quisieron desplazarlo optaron por esta sanción que sera apelada .